El 11 de agosto de 2023 la Corte IDH declaró a Argentina internacionalmente responsable por la demora en la ejecución de un recurso de amparo que versaba sobre la remuneración de un juez, en el caso “Boleso Vs. Argentina”. La víctima en el caso, el Sr. Héctor Hugo Boleso, era juez laboral en la provincia de Corrientes. Como consecuencia de la hiperinflación, el 21 de febrero de 1990, interpuso una acción de amparo contra la provincia de Corrientes por la intangibilidad de su salario como juez. El recurso de amparo fue concedido en 1992 y la provincia de Corrientes interpuso un recurso extraordinario federal contra la decisión, el cual fue denegado en agosto de 1997. Sin embargo, cuando la víctima intentó ejecutar la sentencia de amparo, el Tribunal Superior de Justicia de Corrientes le informó que la decisión de amparo era sólo declarativa y que no habría pago. Por ello, la víctima interpuso todos los recursos correspondientes, a través de los cuales la Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvió dejar sin efecto la sentencia que afirmaba el carácter declarativo del amparo y ordenó dictar una nueva sentencia. Recién en junio de 2004, el Tribunal Superior de Justicia de Corrientes dictó una nueva sentencia, ordenando el pago de lo adeudado, lo que ocurrió en marzo de 2011, de acuerdo con la liquidación efectuada por la víctima.

La Corte IDH decidió que se habían violado los artículos 8.1 (derecho a un juicio justo) y 25.1 (derecho a la protección judicial) de la Convención Americana. Inicialmente, analizó la duración total del proceso, que duró más de 21 años, considerando que la acción de amparo fue interpuesta el 21 de febrero de 1990, y el pago debido no se realizó hasta el 4 de marzo de 2011. Al examinar los elementos que le permitirían concluir una violación del plazo razonable, la Corte IDH identificó que no existía razón alguna que justificara la demora ocurrida. También concluyó que la actividad procesal del interesado siempre estuvo orientada al impulso del proceso y no se constató que la conducta de las autoridades judiciales estuviera dirigida a dilatar su duración. Por todo ello, la Corte IDH consideró que se había producido una violación de los artículos mencionados, debido al retraso en la tramitación del caso. La decisión puede encontrarse aquí y el comunicado de prensa aquí.