El 4 de diciembre de 2023 la ACNUDH se refirió a una carta oficial publicada por diversas Relatorías Especiales y Grupos de Trabajo que expresaban su preocupación por la decisión de Rusia de prohibir el movimiento internacional LGBT por considerarlo “extremista”. El pasado 30 de noviembre, la Corte Suprema de Rusia determinó que el movimiento internacional LGBT es una “organización extremista”, poniendo en peligro la continuidad de todas las actividades y organizaciones LGBT dentro del país. Tras la decisión, las autoridades rusas llevaron a cabo varias redadas en lugares frecuentados habitualmente por personas LGBT para controlar los documentos de identidad de los/as visitantes, lo cual aumentaba el riesgo de acoso y uso indebido de su información personal.

Comunidad LGBT rusa

Manifestación de la comunidad LGBT rusa contra las medidas que consideran “extremista” al movimiento. Fuente. ACNUDH.

Según los datos disponibles, en 2022, 255 personas fueron acusadas sin fundamento del delito de “extremismo” o delitos conexos por su relación con el movimiento LGBT, lo cual es incompatible con las obligaciones internacionales de Rusia en materia de derechos humanos. Como consecuencia, el 4 de diciembre, varios/as expertos/as de Naciones Unidas[1] enviaron una carta oficial al gobierno ruso en la que expresaban su preocupación por la decisión de la Corte Suprema y las acciones dirigidas a intimidar e infundir miedo en la comunidad LGBT de Rusia. Además, los/as expertos/as observaron que las personas defensoras de derechos humanos se están viendo obligados/as a interrumpir sus actividades por miedo a ser procesados/as penalmente, y muchos de ellos/as están huyendo del país o planean hacerlo. Por último, los/as expertos/as instaron a Rusia a rechazar la decisión de la Corte Suprema y a poner fin de inmediato al abuso de la legislación sobre “extremismo” en el país. El comunicado de prensa (en inglés) puede consultarse aquí.

[1] La carta oficial fue firmada por: a) el Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en la Federación Rusa; b) el Relator Especial sobre la promoción y la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo; c) el Experto Independiente sobre la protección contra la violencia y la discriminación basadas en la orientación sexual y la identidad de género; d) el Relator Especial sobre la situación de los defensores de los derechos humanos; y d) el Grupo de Trabajo sobre la discriminación contra las mujeres y las niñas.